La música como vía de escape

La música como vía de escape post thumbnail image

Un buen amigo de mi corazón (que no se llama Juan Reyes) me sugirió que escribiera sobre series extrañas que me hayan gustado y explicara el por qué. Entonces pensé que también se podría incluir películas (que hay más que series que yo conozca) y también, por qué no, películas tan malas que llegan a ser recomendables si se ven en buena compañía.

Baby Driver no es que sea exactamente una película extraña, pero si está fuera de lo habitual hasta cierto punto. Este largometraje es todo lo que Fast and Furious debería haber sido, en una versión condensada, como la leche. Velocidad, adrenalina, acción, chicas guapas, policía pisándote los talones y villanos cabreados. ¿Dónde está lo extraño? En el protagonista y su forma de actuar. Se podría decir que desde el accidente en que se vio involucrado de niño, su vida se ha convertido en un musical.

Baby es el pseudónimo de nuestra estrella. Al igual que él, sus compañeros de «trabajo» también tienen alias. Cada uno tiene su punto fuerte. El de Baby es la conducción. En la película lo comprobaréis. Siempre ha sido un apasionado de la música y pincha la suya propia como hobby. Si os fijáis, siempre lleva los auriculares puestos y tiene música para todas las ocasiones. Y no es solo que él se mueva y actúe al son de la música, sino que la propia banda sonora va acorde con todo, incluso con los disparos de los policías. Pero no, no es un musical. Por suerte. No cantan, pero el «baile» está ahí.

Veréis caras conocidas, como Kevin Spacey (House of Cards) o Jon Bernthal (The Punisher). Lo cual me lleva a pensar en por qué no conocí hasta hace unas pocas semanas esta película si se estrenó en 2017. Se nota que han puesto dinero en ello, pero supongo que al no tener a ningún actor que en el momento del estreno estuviera de moda, condicionó su publicidad.

Creo que queda bastante claro por qué me encantó, sobretodo su final. Usa el recurso de la música en la justa medida, los personajes son sólidos; o los quieres o los odias. Conozco más películas de este estilo (coches y acción). Si queréis saber cuáles son, me lo podéis decir por los comentario que me llegarán a mí directamente.

Baby tiene una deuda pendiente con el jefe de una banda de ladrones de lujo. Le queda solo un trabajo para saldar la deuda y poder seguir con su vida. Un accidente, una chica, un ipod y Joseph serán el pasado, presente y futuro de este corredor. ¿Hará su sueño realidad?

¡Valora a La Bichateca!
[Total: 0 Average: 0]

1 comentario en «La música como vía de escape»

Deja un comentario