Cuidado con meter la gamba

Cuidado con meter la gamba post thumbnail image

El juego del calamar, esa serie que está ahora de moda y que llena las redes sociales de memes con spoilers (inserte cara enfadada). El argumento no es nada novedoso. Lo hemos visto ya en muchas series y cómics, pero como ya tienen años, los jóvenes de ahora (que vieja sueno) no lo conocen. Por ejemplo, tenemos Danganronpa y Btooom!. ¿Habrá tardado tantos años el creador en sacar la serie para aprovechar que hacía tiempo que no salían series famosas del estilo? La serie está muy chula, pero el final es un poco… insulso. Es la mejor palabra que se me ocurre para describirlo. Te deja un poco tibio. No obstante, lo bueno de esta serie no es el final, sino todo el camino que recorre y cómo llega a tal conclusión. Lo que es capaz de hacer el ser humano por su supervivencia y como un simple gesto puede cambiar tu percepción de la vida por completo (el protagonista cambia varias veces, de hecho). Esto es lo que quiero hablar hoy. Aviso: a partir de aquí voy a destripar la serie. Si no has visto la serie y la quieres ver, no sigas leyendo. Si los spoilers te dan igual y te apetece ver mi punto de vista e incluso debatir un poquito, te invito a que me leas.

Antes de ponerme en materia, quería hablar sobre el policía que aparece en la serie que está buscando a su hermano. En primer lugar, no es TAN fácil entrar a un sitio con tanta seguridad y protocolos ni tampoco es legal sin el correspondiente permiso de la policía. Pero es de los buenos. Debía triunfar. Lo que no entiendo es por qué el malo maloso le deja campar a sus anchas cuando desde prácticamente el momento en que llegó sabía que algo no andaba bien y que había alguien infiltrado. Tampoco entiendo por qué le mató en cuanto le desveló su identidad. Y, por cierto, ¿no os olíais igual que yo a leguas que se trataba del hermano desaparecido? Esto lo vi como un intento cutre de tener una trama paralela al juego para que el espectador no se aburra viendo en cada capítulo lo mismo. Aunque rechazara estar con él, no tenía por qué matarlo. De todas formas, la policía ya estaba avisada de su ubicación. Lo cual me lleva a la siguiente pregunta: ¿por qué siguen con el juego después de todo? ¿Es que el jefe del policía no le creyó y no movieron un dedo como los del cuartelillo después de que Seong Gi-hun les contara lo que le pasó en la isla?

Ahora vamos a lo que de verdad me interesa: las reflexiones finales. El motivo por el cual existe la empresa Squid Game. El invitado especial, del cual no desvelan la identidad hasta el último capítulo de una forma que baila entre lo perverso y lo entrañable, explica por qué creó la compañía y hace una reflexión sobre el ser humano que le sale medio rana (se demuestra que no tiene toda la razón). Me explico.

Empieza contando batallitas de su infancia. Opina que tanto los más pobres como los más ricos tienen algo en común: la vida se vuelve aburrida tanto por no tener acceso a lo que deseas como por tener total acceso y que pierda el factor emocionante. Y hace una apuesta con Seong Gi-hun. Hay un vagabundo congelándose en la calle. Gana si alguien para a ayudarle antes de medianoche. Aprovecha para explicarle que el dinero ganado, que sabe que no ha tocado aún, es suyo, que se lo merece y por eso le dejó vivir por su suerte y esfuerzo. Que puede gastarlo en lo que quiera. Y así lo hace: ayuda a sus amigos (cuando ayuda a la madre de Cho Sang-woo y en el mismo viaje a Kang Sae-byeok es mi parte favorita).

Solo quería jugar. Divertirse. Volver a sentirse joven.

Referencia a Oh Il-nam

En este último fragmento vemos un hombre bueno que había perdido todo, Gi-hun, y a otro rico que no tenía nada que perder, Oh Il-nam: las dos caras de una misma moneda. Las que el invitado especial mencionaba; el rico y el pobre. Sin embargo, creo que desde el momento en que Gi-hun decidió ayudarle en las buenas y en las malas y estar siempre a su lado sin saber quién era en realidad, ya estaba decidido quién iba a ganar y simplemente dejaron que todo fluyera a «su favor» sin él darse cuenta. La venganza de Han Mi-nyeo, el asesinato de Sae-byeok, la traición a Abdul Ali, la violencia permitida, el hambre provocado… Un efecto mariposa muy bestia. Le hubiese podido dar el dinero y ya está, sin toda esa sangría en el momento en que vio su buena fe pero, de ese modo, no hubiese cumplido su propio sueño. Gi-hun necesitaba dinero para salvar a su madre y el invitado necesitaba volver a la infancia una vez más. Solo quería jugar. Divertirse. Volver a sentirse joven.

Esto me hace pensar en lo que mencionan de que los ricos están tan aburridos que lo que hacían antes un par de veces al mes, ahora lo pueden hacer a diario si quieren y pierde la gracia. Así que buscan diversión en aquello que no les es tan fácil conseguir, en otras palabras, lo ilegal. Jugar con la vida de estas personas sumado al tráfico de órganos, además de hacerles ganar mucho dinero también es un jardín de diversiones para ellos. Solo hay que ver la decoración de las instalaciones y que para ellos los jugadores solo son números. Todo eso para ellos es como un juego de niños y, por lo menos, se lo pasan como niños.

Al final, todo consigue solucionarse, pero no es ni de cerca un felices-para-siempre y, en mi opinión, en la escena final, cuando da media vuelta, lo matan por la provocación que eso suponía. La opinión popular es que da media vuelta para poder dar pie a otra temporada si triunfaba la serie, ya que ni se le ve morir ni se le ve qué hace después de dar media vuelta. En mi opinión, es un final agridulce que no podía acabar de otra forma y cerrado (o al menos eso espero porque si lo continúan será una cagada total). De otra forma no sería un final realista, sino un final Disney que no pega ni con cola sabiendo que la temática de la serie es «¿hasta qué nivel tenemos los ricos control sobre la vida humana?». Aunque entren en el juego y salgan de él por decisión propia, las reglas de los juegos las ponen ellos. Y sobre esto quería desahogarme hoy. Ni voy a comentar sobre su pelo. Habla por sí solo…

Como bonus, os dejo esta pregunta: Los que habéis visto la serie como yo ¿Os habéis dado cuenta que estamos haciendo lo mismo que los malos de la serie? Lo estamos viendo a través de Netflix por pura diversión porque hemos visto tantas series en nuestra vida y tenemos taaanto donde elegir, que necesitamos ver algo que para nosotros sea diferente, morboso, para que nos entretenga. Para divertirnos. Y ahora que os he vuelto la cabeza loca, marcho y espero vuestros comentarios respecto a El Juego del Calamar (aunque algunos ya me contestasteis por Discord 😉 ).

¡Valora a La Bichateca!
[Total: 0 Average: 0]

Deja un comentario