El viaje de convertirse en un adulto

El viaje de convertirse en un adulto post thumbnail image

He crecido con el Studio Ghibli, con anime en la televisión, con merchandising de las Witch, con Digimon por las tardes y Pokémon por las mañanas. Eran buenos tiempos. Hay muchas películas que vi de pequeña que luego quedaron en un limbo perdidas. Hasta que vuelven a ponerlas un sábado noche o domingo tarde. Por días así es que terminé con El viaje de Chihiro grabado en mi memoria.

El Studio Ghibli siempre mete mucho simbolismo en sus películas. Intenta mandar un mensaje. El viaje de Chihiro no es una excepción. De hecho, habla de hacerse mayor. Cuando tus padres ya no están siempre, las pequeñas lecciones de la vida, cuidar de tu hermano pequeño, tu primera decepción, tu primer trabajo, tu primer amor de verano, tu identidad como persona…

Saber que debes preocuparte por ti y por aquellos que consideras tu familia. Y, por contraparte, saber que no es todo oro lo que reluce y que te sentirás solo, pero no lo estás. Y que está bien no contentar a todos, mientras tú seas feliz contigo mismo.

Sin cara representa la soledad y la necesidad de ser aceptado por los demás

Cuando veía la película de adolescente solo me fijaba en lo fuerte que tiene que ser Chihiro porque está sola en ese hotel lleno de locos y seres mágicos y que menos mal que está ese chico guapo y misterioso que la ayuda. Sí, fui una adolescente normal. No obstante, siempre me quedé con la espinita de que sentía que me pasaba algo por alto, como que la historia se me quedaba vacía. La vi muchas veces, pero siempre veía lo mismo.

Posteriormente, ya siendo adulta, la he seguido viendo y ahora que ya tengo algo de camino recorrido me he dado cuenta de todo lo que me estaba dejando atrás, todo lo que pasaba por alto, todo lo que Chihiro estaba pasando y yo solo me quedaba con el guaperas. Eso solo te puede dejar cara de tonto por no darte cuenta, claro.

Me encanta como Miyazaki, con una historia sencilla con toques mágicos que le dan esa complejidad es capaz de enviar tantos mensajes y lanzar esa crítica a la sociedad. Por eso me gustan tanto las historias del Studio Ghibli, porque al mismo tiempo que disfrutas de una historia llena de aventura, pasión, misterio, magia y drama, estás recibiendo una serie de mensajes que luego me encanta analizar y desmigar.

La primera vez que vi la película odiaba al bebé gigante, pero ahora ya no, precisamente porque entiendo su historia. Él no tenía la culpa de ser así ni estar así. Era de su familia que lo tenían «secuestrado» y malcriado como compensación. Él solo era una víctima más de las disputas familiares de las dos gemelas, Yubaba y Zeniba.

Los verdaderos héroes de la historia sin duda. Ja, ja

No sé si vosotros al verla sacasteis las mismas conclusiones que yo sobre su mensaje. Me gustaría saber vuestra opinión y que me contéis qué interpretasteis vosotros con los sucesos de la película y cuál es vuestra escena y personajes favoritos. Mi parte favorita es cuando Chihiro empieza a trabajar con Kamaji, quien es mi personaje favorito, y aprende a trabajar en equipo, pero sin quitarle el trabajo a los demás. No todo son cosas buenas en esa escena y tiene mucha miga también, pero quiero quedarme con lo bueno que tiene.

Chihiro está de mudanza con sus padres y durante el viaje se ven envueltos en una ciudad desconocida escondida detrás de un túnel. Está completamente vacía, por lo cual, sin preguntar, los padres de Chihiro empiezan a comer todo lo que pueden sin hacer caso de los avisos de su hija de que eso estaba mal. A raíz de esto, se convierten en cerdos al caer la noche y Chihiro debe emprender un largo viaje para lograr recuperar a sus padres en su estado normal.

Os dejo también un granito más de mi infancia (✿◠‿◠): Knick Knack.

¡Valora a La Bichateca!
[Total: 0 Average: 0]

Deja un comentario