Amazon Kindle: Mi experiencia con el eReader

Amazon Kindle: Mi experiencia con el eReader post thumbnail image

Siempre he sido de las que prefiere un buen libro físico(#SoyDeTapaDura) y sigue siendo así. Sin embargo, hace aproximadamente un mes me compré un Kindle (este) y he de admitir que, a pesar de haber dudado durante tantos años en si me lo compraba o no, al final no pude con la tentación y he de decir que me alegro de ello.


Tenía mis dudas porque, aunque decían que hoy en día era prácticamente igual a leer un libro de papel, no me lo terminaba de creer (y no estaba engañada. No es igual, pero es muy parecido). Además, me decía a mí misma que si es una pantalla la que lees, leer desde el móvil o tablet es lo mismo y me ahorro ese dinero. Que no es precisamente barato, ni tampoco muy caro. Depende del modelo que quieras y las necesidades que necesites cubrir.

Desde hace 6 años que me pica la curiosidad del ereader e iba preguntando a usuarios (de marcas varias) que me comentaran sus impresiones. Más allá de 50 euros lo veía caro, más sabiendo que luego toca pagar los libros que valen muchas veces prácticamente lo mismo que en formato físico de tapa blanda. Es una inversión, vaya.

Decidí dar el paso cuando me di cuenta que estaba leyendo más desde el móvil (con la aplicación de Kindle y una externa con la que leía ebooks que me regalaban) que en papel porque muchas veces leía fuera de casa y no me gusta sacar los libros. En todo caso, me llevaba una funda grande de tablet estilo calcetín con cremallera y lo guardaba dentro para protegerlo. ¡Pero no caben los libros gordos! Máximo 250 páginas.

También era porque suelo leer de noche antes de acostarme y por no forzar la vista con la lamparita de la mesa de noche o molestar con la luz encendida, echaba mano del smartphone para molestar lo mínimo y que mis ojos sufrieran menos (a pesar de que ahora noto que estaba haciendo mal 😂).


Hice la foto pensando en dejaros unas recomendaciones 😉

Llegó el día. Hice el pedido. Compré un Kindle básico (que tenéis linkeado más arriba) de color blanco. ¡Precioso! 🤤 Ya que leía desde una máquina, que no fuera tan evidente y pareciera más papel que plástico, ¿verdad?

Antes de ello, me puse a mirar reseñas. Todos hablaban bien, excepto los que se quejaban sobre el almacenamiento. Decían que tras la instalación del sistema operativo y los archivos que lleva el e-reader de fábrica solo quedaban 2GB libres. Que era mentira que tenía 4GB. En realidad, no mintieron. Pero la gente no sabe leer y luego vienen las confusiones🙄. Sorprendentemente, a mí me venía con 6GB libres para llenar con mis ebooks. ¡Fue una grata sorpresa! Aún así, no era algo que me importara, porque yo siempre tengo solo descargados o almacenados los títulos que estoy leyendo o que voy a leer al terminar los que tengo activos en ese momento.

Viene a mitad de batería, igual que cualquier teléfono o tablet, la cual me voló en un par de días tras actualizar el Kindle, descargar los libros que me estaba leyendo y dejármelo todo a mi gusto estéticamente (menú de inicio, brillo,etc). Tras esto, lo cargué y anoche después de 26 días sin cargarlo leyendo prácticamente a diario por fin lo enchufé. ¡26 días! Eso es una burrada. De fábrica viene activado el modo ahorro y siempre tengo la pantalla apagada cuando no leo y me dejo el wi-fi siempre enchufado (para poder seguir leyendo desde la página que me quedé desde cualquier dispositivo sin tener que buscarlo yo a mano) y el brillo al 5 (al 0 si es de día).

La única pega que le encontré mientras lo configuraba es que por región no puedo tener la extensión de Goodreads, ya que solo la tienen disponible los países de habla inglesa, desgraciadamente. Lo cual me parece algo muy feo… Pero no pasa nada. Me hago mis actualizaciones a mano desde el PC o el móvil y listo.

Se lee en blanco y negro y no tiene sonido (eso ya lo tienen las gamas más altas) y dicen que la pantalla está hecha de tal manera que el sol no deslumbre en ella y puedas leer aunque haya una luz cegadora. Esto no es del todo cierto, pero si es verdad que donde los teléfonos no se ven ni con el brillo a tope, con el Kindle puedes leer medianamente bien sin tener nada de brillo puesto o, en todo caso, un puntito o dos.

Me parece muy cómodo que puedas cambiar la fuente, el tamaño de esta, los márgenes, el interlineado, que puedas subrayar, que puedas añadir notas y más cosillas que se me olvidarán. Lo único que eché de menos es la cucada de la app de Kindle en que ves como si se pasaran las páginas. Desde el e-reader, simplemente ves el cambio de las palabras y punto. Una cosa si he de recalcar sobre esto. Algo falla en la programación del aparato al cambiar página porque se van quedando puntitos como de tinta (es difícil de explicar) que desaparecen cuando apagamos la pantalla o la bloqueamos o cuando salimos del libro. Es como si se quedara sucio. No sé esto por qué pasa, pero me parecía importante mencionarlo.

Cuando dije antes que notaba ahora que estaba haciendo mal leyendo desde el móvil por la noche es debido a la luz azul que proyecta. El e-reader no la tiene, por lo que no daña la vista a ese nivel. Ahora despierto con los ojos más despejados y se me cansan menos por la noche. Puedo leer más y no los tengo tan secos. Es curioso lo que una luz es capaz de hacer.


Me falta hablar sobre la compra de libros digitales. Kindle es como Steam. Tu vas comprando y se almacena en su nube. No puedes descargarlos para tenerlos offline y leerlos desde otra parte por el DRM y hay que saber aprovechar las ofertas.

Yo era de las que decía: “¿para qué gastarte dinero en ello si luego puedes perder todo cuando desaparezca la plataforma y encima tiene DRM y no puedes hacerte una copia de respaldo?”. No obstante, pensándolo bien. Gastarte un par de euros en ello tampoco debería importarnos.

Nos gastamos dinero en salir a cenar o en ir al parque de atracciones y es dinero que gastas una vez y ya no lo puedes volver a disfrutar. Los e-books los puedes leer cada vez que te apetezca. Una vez lo pagas es tuyo. No te lo pueden quitar (salvo que lo tengas alquilado mediante una suscripción como, por ejemplo, Kindle Unlimited o Kindle Reading).

Los libros de papel también algún día se deterioran o se rompen o puedes tener un accidente con el café y es dinero perdido también. Así que, por lo menos, compremos los libros para apoyar a los autores, aunque sea cuando están en oferta. En el siguiente enlace tenéis algunas recomendaciones: LIBROS. Siempre se agradece, no nos cuesta nada y le alegramos el día a una persona con un simple gesto. Lo mismo ocurre con los videojuegos de desarrolladores indie.

Estoy contentísima con la compra que, aunque a mí me costó 90€ y justo dos días después lo rebajaron al precio que tiene ahora (unos 65€) y no ha cambiado que yo haya visto, tampoco me importa porque, aunque sea un 30% de descuento que es bastante grande, creo que vale ese dinero y lo quería ya. No quería esperarme. Por supuesto que seguiré comprando libros en papel. Me encanta cómo decoran la casa, lo bien que huelen y que vienen genial para cuando no tienes batería o internet 😂. Así que:

— ¡NO ME ARREPIENTO DE NADA! 💕

¡Valora a La Bichateca!
[Total: 1 Average: 5]

1 comentario en «Amazon Kindle: Mi experiencia con el eReader»

Deja un comentario