30 días | 18 | Luces. Una palabra por 30 días

30 días | 18 | Luces. Una palabra por 30 días post thumbnail image

Muchos asocian la navidad con algo comercial y hasta cierto punto lo es, pero hay que saber diferenciar la navidad (asiente) y la navidad (niega). Es cierto que un gran regalo que ocupa mucho y ha costado caro te puede sacar una sonrisa, pero las personas como yo que nos gusta vivir en otro mundo, la magia no está ahí. Nos gusta esa época por la magia que representa.

Hay recuerdos que vienen a la mente que se encienden con un olor, un sonido o una imagen. El momento en que por navidad se encienden las luces es un cúmulo de todos esos tipos de recuerdo.

Evidentemente, lo que se hace en esas fechas, se puede hacer durante todo el año, pero la navidad está marcada por el amor, la familia, por ser generoso y tener comprensión. Esas luces, esa música, ese aroma, lo que se llama espíritu navideño, aunque suene a que viene un fantasma a perseguirte, para nada. Excepto si te has portado mal como Scrooge, claro.

Solemos pensar que la magia tiene que ir acompañada por un encantamiento que rima, unos ingredientes asquerosos y unas lucecitas que indican que algo ha pasado. Sin embargo, lo que los creyentes llaman fe y los no creyentes llaman fuerza de voluntad es capaz de hacer magia y milagros de verdad. Nada de hacer aparecer coches. No nos vengamos arriba.

La historia de Cuento de navidad nos lo demuestra, pues Scrooge que es una persona fría, solitaria, malhumorada y rencorosa, es capaz de darse cuenta de qué rumbo está tomando su vida y darle una vuelta de 180 grados y cambiar por completo. En ocasiones, el hecho de pararse a pensar puede hacer milagros, porque te percatas de detalles que de otra forma no lo harías.

Ahí está la magia de la navidad: en aprender a cambiar a mejor. Y, ¿por qué no? Mirarte Jingle All the Way en bucle durante todo un día e imaginar que Rudolf existe y que puedes volar, pero sobre la cama o alguna zona mullidita. No queremos que nadie salga herido, por favor. No me seáis brutos.

¡Valora a La Bichateca!
[Total: 0 Average: 0]

4 comentarios en «30 días | 18 | Luces. Una palabra por 30 días»

    1. Es verdad. Nunca lo había pensado. ¿El salto de fe de Assassins Creed también es una mentira? Saltan sobre algo mullido como paja, por ejemplo. Me haces pensar en cosas raras, Fakras xDD

      1. Pero la fe al saltar en los assassins se deposita en los desarrolladores, porque cuando ocurre lo de que el personaje salta desde lo alto pero en otra dirección y te matas, ahí pierdes la fe. La fe en ubisoft. xDD

Deja un comentario